Blog

Mi mujer tiene cáncer de mama

 

- ¿Qué le digo? ¿Cómo debo actuar con ella? ¿Cuándo podremos retomar las relaciones sexuales?... Son muchas las dudas y los miedos que experimentan los maridos y compañeros de las mujeres con cáncer. Ellos son también, a su manera y en segundo plano, víctimas de la enfermedad.

Para una pareja, la forma de vivir un diagnóstico de cáncer depende de muchos factores, entre ellos del tipo de tumor y su pronóstico, los recursos psicológicos y la personalidad de cada individuo; o cómo era la relación de pareja antes del diagnóstico.

Según Francisco Montesinos, psicólogo de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), indica que "a menudo el hombre sufre tanto o más que su mujer, porque se ponen en marcha mecanismos de identificación con el sufrimiento de la pareja. Las mujeres tienen más recursos psicológicos para hacer frente al dolor físico y más capacidad de adaptación. Los hombres suelen venirse más abajo".

En el caso del cáncer de mama, Francisco Montesinos, indica que por norma general se produce un cambio de roles en la pareja: "A ellos les toca ocupar durante el proceso el papel de cuidador que tradicionalmente representan las mujeres en la familia, y no todos los varones son capaces de asumir su nuevo rol con naturalidad." No existen cifras exactas, admiten las asociaciones, pero no son pocas las parejas que se rompen durante la enfermedad.

Según este psicólogo, la edad se convierte en algunos casos en un factor determinante; y cada vez se advierte más en las consultas el cambio de comportamiento de los jóvenes, más implicados en la enfermedad de su mujer. "Las relaciones son ahora más flexibles, más igualitarias", apunta, "y la comunicación entre los dos miembros juega un papel muy importante. Es una cuestión de educación". No todos compañeros 'tocados' por el cáncer están dispuestos a pedir ayuda, a reconocer que ellos también están sufriendo. Muchos hombres tienden a evitar compartir sus sentimientos con su mujer para no preocuparla y, al final, ella lo nota.

"Lo mejor es compartir el peso del cáncer entre los dos". Y hablar, hablar mucho. Del miedo, de sexo, de los tratamientos, de la compra diaria, de los niños... Los psicólogos coinciden en que la comunicación entre ambos es fundamental para que la mujer se sienta acompañada en su diagnóstico.

Las consecuencias de un cáncer de mama afectan tanto a hombres como a mujeres. Una de sus principales consecuencias, sobre todo si se trata de un tumor de mama que requiere la extirpación total del pecho, tiene que ver con las relaciones sexuales. Aunque ellas son más proclives a abordar sus preocupaciones y sus problemas de autoestima tras la mutilación, muchos maridos tienen miedo. Un miedo que es interpretado por las mujeres como falta de interés, pero que a menudo lo que refleja en realidad es el temor del varón a poder hacerle daño, a lastimarla...

Ante una situación repentina como es el enfrentarse a un cáncer de mama lo mejor es que la pareja acuda junta a pedir ayuda, tanto a asociaciones especializadas como a profesionales de la psicología que les ayuden a encauzar la nueva situación lo más saludable y sanamente posible.

 

Entrevista obtenida de "El Mundo"

Log in

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. VER POLÍTICA DE COOKIES